Skip to main content
padlock icon - secure page this page is secure

Open Access Patología Quirúrgica Neonatal de Alto Riesgo. Del Académico Hernando Forero Caballero

Download Article:

The full text article is available externally.

The article you have requested is supplied via the DOAJ. View from original source.

This article is Open Access under the terms of the Creative Commons CC BY-NC-ND licence.

<&59;p>&59;La supervivencia del hombre sobre la tierra se ha visto permanentemente amenazada por múltiples circunstancias&58;<&59;/p>&59;<&59;p>&59;A través de los siglos la mayor causa de mortalidad en nuestro mundo ha sido la perinatal debida a causas obstetricas, a partos distócicos, a procesos infecciosos de la madre o el niño, o a procesos sistémicos&59; sin embargo la mortalidad infantil perinatal, a partir de la implantación de la limpieza de las manos de Semmelweis, disminuyó en forma considerable, así como con la aparición de las vacunas que controlaron las enfermedades prevenibles y los antibióticos que se encargaron de curar las infecciones mas severas, para lograr el milagro de que hoy en día la mayoría de los embarazos lleguen a feliz termino y tengan un parto normal.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Los hombres agrupados en comunidades a través de las épocas. experimentaban lo que generalmente era una vida de miseria.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;La presencia constante de la muerte asechaba a los grandes hombres lo mismo que a la gente común y es asombroso observar como dicho estado de cosas se mantuvo invariable hasta el siglo XX.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;En primer lugar los casi permanentes estados de guerra feudales unas, familiares otras, internacionales algunas, que diezmaban la población y producían inmensos estragos demográficos, sin olvidar que las dos más cruentas guerras del orden mundial tuvieron lugar en el siglo XX asi como, cual secuela de la última, el holocausto judío producido por una pequeña, terrible organización de personas autoelegidas como seres superiores.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;En el siglo XXI que apenas nace, se suceden múltiples guerras internas en los diferentes piases&59; Colombia es ejemplo mundial del más cruel e inhumano enfrentamiento fratricida, que parece no tener fin y por el contrario se agrava día por día, dejando vislumbrar lo que puede ser la tragedia y el holocausto mayor en la historia de Colombia, si no se logra poner fin en el mas corto plazo al panorama de intolerable sufrimiento social de nuestro pueblo.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;En segundo lugar, después de las guerras, eran responsables de esa condición angustiosa y aparentemente insuperable, los estragos producidos por las enfermedades infecciosas. Los hombres han convivido con la pestilencia desde los albores de la historia escrita&59; tanto la enfermedad como las condiciones que favorecían su propagación constituían inevitable realidad.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;En medio de la absoluta carencia de higiene en la que las ratas y los parásitos, tanto de los animales como de los humanos pululaban sin control, las enfermedades infecciosas florecían tanto en forma endémica como epidémica, ya que sus agentes etiológicos<&59;/p>&59;<&59;p>&59;se desconocían hasta bien entrado el siglo XIX, aceptándose como causas las miasmas y los malos aires provenientes de tamaña suciedad, así como se tejían toda clase de mitos incluyendo el castigo de Dios por el mal comportamiento humano, para basar su etiología en creencias originadas desde tiempos bíblicos.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Pero aparecieron Jenner y Pasteur y Koch y Flemingy Waksman y dominaron en principio los procesos infecciosos.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Pero aparte de estos dos inmensos flagelos persisten otros aún mas injustos, más inesperados y terribles, como son los ocasionados por fallas en la naturaleza misma de la organización genética, que actúan sobre la reproducción&58; los procesos patológicos neonatales o malformaciones congénitas que conservan su alta frecuencia, agravados y multiplicados por la desnutrición, por los métodos anticonceptivos mal utilizados, por la iatrogenia y por otras causas no bien conocidas que contribuyen a la conformación de estas anomalías.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Al principio del siglo XXI se vislumbran nuevos horizontes, pero asi mismo nuevos problemas. Los humanos viven más pero la longevidad implica más tiempo para enfermar y por consiguiente mayor esfuerzo y recursos para conservarse bien y para preservar su bienestar a lo largo de esa prolongada ruta.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;La conquista mas grande de la medicina ha sido el control casi total de la mortalidad materna e infantil durante el embarazo y el parto, pero esto no ha hecho que las malformaciones fetales y neonatales hayan disminuido, aunque se tiene hoy en día la esperanza fundada en la genética que pueda conducir a la prevención de tan doloroso cuadro.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;La humanidad, en su extrema dureza, se ha ensañado siempre con la niñez, ejemplo de ello son las actitudes brutales y condenables de pueblos enteros que arrojan a la muerte a los recién nacidos del sexo femenino, o a los que presentan sindrome de Down, o malformaciones congénitas, u obligan a los que sobreviven a los trabajos mas rudos o, mas tarde a la prostitución, al analfabetismo y a la delincuencia, como pasa para nuestra vergüenza en la actualidad en nuestra tierra.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Pero en medio de este angustioso estado de cosas y como contrapeso a tanto dolor, surgen personas como el doctor Hernando Forero Caballero que, como el mismo lo dice “en su soledad de Profesor emérito retirado”, crean obras como las que hoy oficialmente ha presentado ante esta benemérita Academia.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;El libro del Académico Forero tiende, en el campo científico, a compendiar en un volumen de naturaleza netamente didáctica, el enfoque con el que el cirujano pediatra neonatólogo debe atender el producto intrauterino, o al recién nacido que presente esas terribles deficiencias, que tanto dolor y angustia producen en sus progenitores y familiares, o para recuperar para la sociedad a los miles de niños condenados antes a la muerte, o al sufrimiento y a la burla durante su triste existencia...<&59;/p>&59;
No References
No Citations
No Supplementary Data
No Article Media
No Metrics

Document Type: Research Article

Affiliations: Academia Nacional de Medicina

Publication date: January 1, 2003

  • Access Key
  • Free content
  • Partial Free content
  • New content
  • Open access content
  • Partial Open access content
  • Subscribed content
  • Partial Subscribed content
  • Free trial content
Cookie Policy
X
Cookie Policy
Ingenta Connect website makes use of cookies so as to keep track of data that you have filled in. I am Happy with this Find out more