Skip to main content
padlock icon - secure page this page is secure

Open Access Comentario a la presentación del libro "70 años del Cáncer en Colombia" del Académico Efraim Otero Ruiz

Download Article:

The full text article is available externally.

The article you have requested is supplied via the DOAJ. View from original source.

This article is Open Access under the terms of the Creative Commons CC BY-NC-ND licence.

<&59;p>&59;Estoy maravillado con el monumental esfuerzo y trabajo de Efraim Otero-Ruiz en la producción de su portentoso libro “Setenta años del cáncer en Colombia”.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Escrito en una prosa amena y armoniosa, su lectura es verdadero deleite intelectual para quien sigue la apasionante madeja que constituye toda la trama inicial y que envuelve la concepción, el nacimiento y el desarrollo de una institución para el tratamiento del cáncer en Colombia.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Es apasionante la forma como Efraim toma el hilo de la historia desde sus primeras y más importantes incepciones.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Es sin duda Claudio Regaud, Jefe del Laboratorio de Radiofisiología del Instituto de Radium de París, la figura clave en la iniciativa de creación de un Instituto de Radium en Colombia. Alfonso Esguerra Gómez, becario de la Institución adquiere una valiosa experiencia en el tratamiento de tumores superficiales de cara y cuello y descubre la famosa pasta Colombia que permite amoldarse sobre la piel mientras en su interior se colocan las agujas de radium.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;En la década de los veinte Regaud se convierte en la figura más prestante en el mundo en el manejo del radium y es invitado universalmente para comunicar no solo sus experiencias sino como consejero y orientador de la creación de institutos de radium en el mundo.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;La invitación a Regaud en 1928 para visitar el Perú es conocida por Alfonso Esguerra y allí por primera vez se organiza un movimiento de influencias que con agudo análisis describe Efraim Otero, para movilizar todas las fuerzas académicas y políticas con el fin de aprovechar esta oportunidad y obtener la visita de Regaud a Colombia.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;En varias ocasiones en el futuro, circunstancias similares harán necesaria la influencia de médicos, no solo eminentes sino dotados de excelentes conexiones sociales y políticas para crear el Instituto Nacional de Radium.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Efraím se introduce por todos los vericuetos académicos, científicos, políticos, económicos, lazos familiares, para poner en evidencia todos los esfuerzos que fueron necesarios para la realización del proyecto.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Eminentes profesores y médicos se distinguen por su especial interés en el Instituto&58; José Vicente Huertas, Pompilio Martínez, Jaime Jaramillo Arango, Daniel Brigard, Ruperto Iregui, Juan Pablo Llinás, Alfonso Flórez y por supuesto los hermanos Esguerra Gómez, Alfonso y Gonzalo.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Entre 1929 y 1933, la agitación política y la gran “crisis mundial” o “gran depresión” producen una gran incertidumbre entre los forjadores del Instituto Nacional de Radium. Esteban Jaramillo se enfrenta a la grave situación económica. En 1932 surge el conflicto con el Perú. Estos son años perdidos para la iniciación del proyecto.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;En 1933 se crea por decreto presidencial de Enrique Olaya Herrera una junta, que de ahora en adelante llamaremos “la junta” presidida por el Ministro de Hacienda y Crédito Público Esteban Jaramillo y los médicos Huertas, Jaramillo Arango, Iriarte, Iregui y Llinás, para adelantar el proyecto.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;El Ministro Jaramillo reúne la junta y un grupo de banqueros para estudiar la utilización de los fondos del “empréstito patriótico” del conflicto con el Perú.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Con meticuloso estudio de los hechos, Efraim analiza los factores adversos que se desarrollan durante la gran crisis y apartándose transitoriamente de la evolución del proyecto analiza la actuación de Esteban Jaramillo para explicar cómo Colombia logra sortear situación tan angustiosa. Lección para los días que corren.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;La Junta comisiona a Daniel Brigard, Juan Pablo Llinás, Ruperto Iregui y Alfonso Flórez, Jefes de Sección, para que se trasladen a los Estados Unidos y Europa con el fin de que efectúen estudios técnicos de especialización, organización y dotación.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Constituyeron el grupo de becarios que llevó a cabo esta excelente labor. La correspondencia que Efraim produce menciona una campaña soterrada contra la Junta y los promotores del Instituto.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Una actitud fría de Regaud con uno de los comisionados hace pensar que la campaña llegó hasta París.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Finalmente el 4 de agosto el Presidente Enrique Olaya Herrera inaugura, con un elocuente discurso improvisado, el Instituto Nacional de Radium, en el edificio construido por el arquitecto Pablo de la Cruz, en la calle 1ª # 8-95.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Imagino las horas interminables que debieron tomarle a Efraim organizar tan monstruosa cantidad de documentos que logró allegar para escribir esta historia del Instituto de Cancerología que es la historia del Cáncer en Colombia...<&59;/p>&59;
No References
No Citations
No Supplementary Data
No Article Media
No Metrics

Document Type: Research Article

Affiliations: Academia Nacional de Medicina

Publication date: January 1, 2002

  • Access Key
  • Free content
  • Partial Free content
  • New content
  • Open access content
  • Partial Open access content
  • Subscribed content
  • Partial Subscribed content
  • Free trial content
Cookie Policy
X
Cookie Policy
Ingenta Connect website makes use of cookies so as to keep track of data that you have filled in. I am Happy with this Find out more