Skip to main content
padlock icon - secure page this page is secure

Open Access Ensayo sucinto para un Ordenamiento Cronológico. Sobre un Libro de la Historia de la Medicina en Nariño

Download Article:

The full text article is available externally.

The article you have requested is supplied via the DOAJ. View from original source.

This article is Open Access under the terms of the Creative Commons CC BY-NC-ND licence.

<&59;p>&59;<&59;strong>&59;Historia de la Medicina en Nariño<&59;/strong>&59;<&59;/p>&59;<&59;p>&59;<&59;strong>&59;<&59;/strong>&59;Pasto, mi ciudad, tiene su encanto propio. Es diferente a las demás ciudades&59; por la idiosincrasia de su gente y su forma de hablar y de pensar y por esa demarcación geográfica que nos aísla irremediablemente como un veredicto bíblico&59; hacia el norte por los eriales inconmensurables que llegan hasta Rosas y por el sur por los propios linderos patrios.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;La ciudad también tiene una historia de hospitales, de clínicas, de farmacias, de enfermeras y de galenos ilustres que ocupan un sitial grande en el escenario del esplendor. Por eso el acopio de datos, en libros y recuentos, siempre son bien recibidos porque ellos evitan que las anécdotas no vayan al baúl ominoso del olvido “El libro” Historia de la medicina en Nariño, siglo XX”de los doctores Leonardo Matta y Ricardo Zarama Burbano dice que el primer hospital que existió en la ciudad estaba localizado en lo que es hoy, la carrera 25 con calle 16 y que se llamaba centro de atención de pacientes La Madre de Dios, cuyo director era el doctor Pedro de Ahumada (Hermano de Santa Teresa de Jesús). Se fundó en el año de 1556. (1)<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Un boletín editado por la Alcaldía de Pasto, en el mes de agosto de 1999, señala que “Un Hospital se inauguró en Pasto el 20 de diciembre de 1572 y corresponde a una carta entregada al padre Fray Miguel de Medina, vicario provincial en la Gobernación de Popayán, quien por aquel entonces se presentó en esta ciudad ante el Muy Magnífico Señor (así reza el acta) Capitán Diego de Esquivel, Alcalde ordinario por su Majestad y le pidió se someta y dio posesión de las casas y los terrenos para la construcción de un Hospital en esta ciudad. A ese primitivo hospital y después de transcurrir 267 años se le dio el nombre de Hospital de la Asunción de Pasto. Segœn el historiador Sergio Elías Ortiz en su libro “Crónicas de la Ciudad de Pasto”, los hospitales “La Madre de Dios” y la “Asunción” de Pasto, corresponden a la misma entidad.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;No hay datos claros sobre otros hospitales ni sobre la atención de pacientes desde 1556 hasta 1800. El trauma ocupaba un lugar secundario y la morbimortalidad era debida casi exclusivamente a la mala higiene por falta en el tratamiento de las aguas y las terapias primarias basándose en brebajes, pócimas, unturas y hierbas. Los antibióticos eran una utopía. En este lapso de 250 años no hay datos sobre el desarrollo medico y no debieron ser significativos los avances. (1)<&59;/p>&59;<&59;p>&59;A partir de 1800, circunstancias sociales como las batallas de la Independencia, generan un aumento de traumatizados por arma de fuego y cortopunzante&59; en Catambuco en 1812 Aimerich contra Macaulay y Caicedo, en 1823 la organizada por el general Flórez y en 1824 las dirigidas por Sucre y Salón. Entonces se encuentra una medicina más organizada porque se adecúan salones para enfermos y utilizan ya algunos medicamentos como la quinina para las fiebres y la ipecacuana usada como tónico general y tónico para lavar las heridas y úlceras tórpidas. (1)<&59;/p>&59;<&59;p>&59;En 1823 llega el doctor Tomás Antonio Benavides quien fue persona que se tituló en el Colegio de San Bartolomé, médico de talento superior y alumno del médico francés Bernardo Daste (profesor de Anatomía y cirugía) (33). En 1843 se sabe del primer médico nariñense , doctor Manuel Francisco Eraso, titulado en Quito y nombrado por el general Pedro Alcántara Herrán quien era, a la vez, cirujano de tropas. En 1883 se hace referencia a las curaciones sorprendentes en las heridas de guerra por el doctor Maximiliano Chávez quien preparaba y regalaba las pócimas curativas a los pacientes pobres. (1) y (33)...<&59;/p>&59;
No References
No Citations
No Supplementary Data
No Article Media
No Metrics

Document Type: Research Article

Affiliations: Academia Nacional de Medicina

Publication date: January 1, 2001

  • Access Key
  • Free content
  • Partial Free content
  • New content
  • Open access content
  • Partial Open access content
  • Subscribed content
  • Partial Subscribed content
  • Free trial content
Cookie Policy
X
Cookie Policy
Ingenta Connect website makes use of cookies so as to keep track of data that you have filled in. I am Happy with this Find out more