Skip to main content
padlock icon - secure page this page is secure

Open Access Aspectos Históricos de la Terapéutica con Hormonas Femeninas

Download Article:

The full text article is available externally.

The article you have requested is supplied via the DOAJ. View from original source.

This article is Open Access under the terms of the Creative Commons CC BY-NC-ND licence.

<&59;p>&59;La endocrinología, como rama moderna de la ciencia, nació prácticamente en el siglo xx. No olvidemos que fueron Sterling y Bayliss en 1905 los que acuñaron el término “hormona” (del griego “homeos”, yo excito …) para referirse a un mensajero químico, que procedente de la mucosa intestinal, viajaba a través de la corriente sanguínea para estimular la producción de jugo pancreático, y lo denominaron “secretina”.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Es cierto que en 1849 Berthold había realizado un pionero pero opaco experimento, pues incluso él mismo le restó importancia, en el que se demostró que al castrar y trasplantar los testículos de gallos a la cavidad abdominal no se producían los síntomas deficitarios que se ven en el capón&59; habla él de la influencia de su secreción sobre la sangre y a través de esta sobre el organismo en general.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Tampoco olvidemos que Claude Bernard, de quien se dijo que “no era un fisiólogo, sino la fisiología misma”, hablaba unos años más tarde del “medio interno” al considerar la glucosa – un combustible metabólico y no una hormona -, la “secreción interna” del hígado&59; pero él fue más allá y habló de la homeostasis o equilibrio de ese medio interno hormonal.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Aunque poco después en Londres Addison describió la enfermedad que lleva su nombre y la relacionó con la suprarrenales, una de las tantas glándulas en que famosos anatomistas en buen número habían fracasado en demostrarles un conducto excretor, no fué sino hasta 1899, cuando la endocrinología tomó cuerpo, pues Carlos Eduardo Brown-Sequard, discípulo de Bernard y a la sazón Presidente de la Sociedad de Biología de París, dio a conocer los resultados de su sensacional aunque falaz experimento en donde su esposa y él se habían “rejuvenecido” al usar inyecciones de jugo testicular canino&59; el gran despliegue publicitario despertó mucho interés en este campo.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Los antiguos habían usado la organoterapia, más no con la idea de que hubiese sustancias activas en las vísceras sino en la creencia de que un órgano enfermo podía ser curado por la ingestión del mismo órgano, pero sano.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Así los egipcios prescribían pene de asno para curar la importancia, y los romanos – tal vez mejor encaminados -, testículos del mismo animal para curar la afección. Como los egipcios usaban hiel y otros componentes del organismo animal para tratar las más disímiles afecciones, el historiador Guthrie afirma que “por lo visto, el farmacéutico de aquellos tiempos era también un hábil cazador”. Y fue en esa época cuando se escribió el papiro de Kahun, que parece ocuparse de los trastornos vaginales y uterinos, como si fuera un texto de ginecología.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Pero hasta el siglo XVII llamaban al ovario “el testículo femenino”, aunque le asignaban una función reproductiva correcta pues debía “regar al útero a la manera de un jardín, para que el suelo sea fértil y el semen masculino pueda germinar”.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Vesalio, Falopio, Fabricio, Malpighi, von Haller, De Graaf y von Baer están en la lista de fwnosos anatomistas e investigadores que estudiaron el aparato genital femenino. Vesalio en su “Fábrica” critica a Galeno&59; en el tomo V, donde habla de los “órganos de la generación”, hace un progreso muy considerable en el conocimiento de los genitales masculinos y femeninos así como en el de la anatomía del útero grávido. Falopio, su sucesor en Padua, rectifica algunos asertos de la “Fabrica”, es crítico más asiduo de Galeno y más perfecto que Vesalio en sus descripciones anatómicas como las de las trompas que llevan su nombre. Fabricio De Aqueapendente, se considera fundador de la embriología comparada moderna y de la misma fisiología pues a la morfología genética consagró toda una serie de investigaciones sobre la formación del feto en el útero y del pollo en el huevo.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Los inmunólogos lo recuerdan por la “bolsa de Fabricio”. Fué De Graaf en 1672 sin embargo el que hizo una descripción magistral del folículo que lleva su nombre, cuya secreción se llamaría siglos más tarde “foliculina o estradiol”, como me lo enseñaron al tomar mis clases de histología&59; von Baer descubrió luego el óvulo de los mamíferos, falsamente identificado hasta entonces con el folículo de De Graaf...<&59;/p>&59;
No References
No Citations
No Supplementary Data
No Article Media
No Metrics

Document Type: Research Article

Affiliations: Academia Nacional de Medicina

Publication date: January 1, 1991

  • Access Key
  • Free content
  • Partial Free content
  • New content
  • Open access content
  • Partial Open access content
  • Subscribed content
  • Partial Subscribed content
  • Free trial content
Cookie Policy
X
Cookie Policy
Ingenta Connect website makes use of cookies so as to keep track of data that you have filled in. I am Happy with this Find out more