Skip to main content
padlock icon - secure page this page is secure

Open Access Discurso pronunciado por el Dr. Efraim Otero Ruiz, Presidente de la Academia Nacional de Medicina

Download Article:

The full text article is available externally.

The article you have requested is supplied via the DOAJ. View from original source.

This article is Open Access under the terms of the Creative Commons CC BY-NC-ND licence.

<&59;p>&59;<&59;em>&59;<&59;strong>&59;Durante la celebración del Centenario de la Ley Organica de la Academia, Bogota, Noviembre 22 de 1990.<&59;/strong>&59;<&59;/em>&59;<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Senores académicos, señoras, señores&58;<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Nuevamente nos reunimos aquí, en este noble recinto de la Academia Colombiana de la Lengua, esta vez para conmemorar, en fecha y hora casi exactas, los cien años de la promulgación de la ley organica que tiene existencia legal a nuestra Academia. Y digo existencia legal, porque ella ya existía en el espiritu y en las realizaciones de ese puñado de medicos bogotanos de finales del siglo XIX que, encabezados y guiados por Manuel Plata Azuero, Leoncio Barreto, Nicolas Osorio y Abraham Aparicio, entre otros, se habían congregado 18 años atras para fundar la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales que ahora, por decisión soberana del Congreso de la Republica,se tornaba en Academia Nacional de Medicina, el 22 de Noviembre de 1890.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;Es una fecha memorable, que nos obliga a mirar retrospectiva y prospectivamente y a preguntarnos que somos y que representamos nosotros, académicos, en el contexto de un siglo de existencia. Porque no podemos contentamos solamente con vivir de las glorias del pasado y decir que nos adueñamos, apenas, de un legado que otras generaciones, quizas mas objetivas y mas ambiciosas, construyeron pedazo a pedazo para nosotros. No. Este es un momenta que nos impele a un examen de conciencia y, sobre todo, a reflexionar sobre el papel que nuestra clase médica directiva viene ejerciendo y tendra que ejercer, ineluctablemente, en los destinos de la salud de Colombia.<&59;/p>&59;<&59;p>&59;¿Por que razón&63; Porque vivimos espocialmente un momento de cambio. Cambio que seguramente experimentaron y sintieron tambien los fundadores de nuestra Academia cuando, en las postrimerías del siglo XIX, se dieron cuenta de que, mientras en el mundo operaba a toda marcha la revolución industrial y se vislumbraba en el horizonte la caída de los imperios y de las monarquias, la medicina comenzaba lentamente tambien a remover sus bases anatomo-clínica y fisio-patológica, que habían funcionado ya durante mas de un siglo, y a entrar de lleno en la era etiopatológica con el advenimiento de Pasteur, de Koch y de la microbiología.Y que al tiempo, gracias a los avances de la anestesia, la antisepsia<&59;br />&59;y la asepsia, se iba hacienda cada vez mas procedimental, mas operatoria y por lo tanto mas curativa...<&59;/p>&59;
No References
No Citations
No Supplementary Data
No Article Media
No Metrics

Document Type: Research Article

Affiliations: Academia Nacional de Medicina

Publication date: January 1, 1991

  • Access Key
  • Free content
  • Partial Free content
  • New content
  • Open access content
  • Partial Open access content
  • Subscribed content
  • Partial Subscribed content
  • Free trial content
Cookie Policy
X
Cookie Policy
Ingenta Connect website makes use of cookies so as to keep track of data that you have filled in. I am Happy with this Find out more